Compartir:

Juan José Arreola Zúñiga

Fue un escritor, académico, traductor y editor originario de Zapotlán el Grande, Jalisco, México. Nació el 21 de septiembre de 1918 y falleció el 3 de diciembre de 2001, a los 83 años de edad. Destacó enormemente por sus obras literarias, como Confabulario (1953), Bestiario (1959) y La feria (1963). Es considerado como parte de la generación del 50 junto con autores como Emilio Carballido, Sergio Magaña y Juan Rulfo.

Arreola tuvo un acercamiento al mundo editorial con trabajos de juventud como el de encuadernador y en una imprenta. A sus 15 años ya había leído a autores como Baudelaire, Dante y Whitman. Con 18 años viajó a la Ciudad de México para estudiar en la Escuela Teatral de Bellas Artes. Durante ese periodo trabajó como actor en radionovelas y teatro, pero abandonó los estudios para trabajar en la compañía Teatro de Medianoche. Sin mucho éxito, decidió volver a Zapotlán, donde en 1940 publicó el cuento “Sueño de Navidad”. Arreola es considerado autodidacta y de actitud muy peculiar, tal vez desarrollada por su formación teatral, o posiblemente fue precisamente su personalidad única lo que lo llevó por el camino del arte.

Pese a ese inicio complicado en el teatro, Arreola continúo en compañías y escuelas de este género, dirigiendo y enseñando; en 1956 es invitado a dirigir una compañía teatral patrocinada por Difusión Cultural de la UNAM, la cual se llamó Poesía en Voz Alta.

La obras literarias de Arreola están influenciadas por autores como Marcel Schwob, Julio Torri, Franz Kafka y Jorge Luis Borges, pero desarolla un estilo único en las letras mexicanas. A pesar de que su literatura ha sido acusada de estar desentendida de la realidad en la que se desenvuelve el creador, en Arreola se encuentran diversos cuentos, como “El guardagujas”, en los que revela que está constantemente preocupado por el verdadero sentido del mundo en que vive.

A lo largo de su vida fue galardonado con una gran cantidad de distinciones, como el Premio Jalisco de Literatura 1953, el Premio Festival Dramático del INBA 1955 por La hora de todos, el Premio Nacional de Ciencias y Artes 1979, el Premio Internacional Alfonso Reyes 1995. Fue doctor honoris causa por la Universidad de Colima y por la Universidad Autónoma Metropolitana. La Universidad del Claustro de Sor Juana, Casa Lamm y el Centro Universitario de Integración Humanística y de Estudios Universitarios de Londres le entregaron una de las 17 medallas a los sabios de fin del siglo XX.